Raxo al ajillo

Lomo de cerdo magro y tierno, cortado en trozos pequeños, adobados con ajos de intenso aroma, corona la cocción un toque de aceite, sal, y perejil del día.