Patatas gajos caseras

Cocidas en doble fritura para obtener una combinación perfecta: crujientes y un interior blando y suave, se deshacen en la boca.